Fresca, como todas las mañanas

Cuando empiezas el día con ingredientes que son puros y simples; pan artesanal, frutas y verduras frescas, dulces y ricas mermeladas...se experimenta el placer de la vida cotidiana. Cada producto que ofrecemos en Le Pain Quotidien combina los mejores ingredientes de temporada con nuestro pan recién horneado.

Conoce nuestro menú completo

Buenos días

Despertar con la emoción de nuevas posibilidades. Comenzar el día con amigos en nuestra mesa comunal, rodear con tus manos un bowl caliente de café orgánico y relajarte de forma satisfactoria y revitalizante. Deliciosos croissants, ensaladas de frutos rojos con yogurt orgánico, croque madame, omelettes, waffles belgas tradicionales o una canasta con nuestra variedad de panes artesanales acompañados de nuestra variedad de mermeladas orgánicas, son algunas de nuestras propuestas satisfactorias de comenzar el día.

Pausa de mediodía

Descubre nuestras deliciosas maneras de tomar un descanso, haciendo una pausa para disfrutar de la simplicidad de la buena comida en un lugar cálido y con un excelente servicio. Un tartine de salmón ahumado con aguacate y eneldo, una ensalada Cobb con aderezo lapsang o nuestras albíndigas de pollo orgánico con salsa de higo y coco son algunas de las opciones que tenemos para ofrecerte. Nuestras limonadas caseras son deliciosas para refrescarte y para terminar, una galleta con chispas de chocolate o una tarta de frutos rojos.

Por la noche

Cuando se acerca la noche, acércate a nuestra mesa. Brinda con tus compañeros y amigos con una copa de vino y disfruta de una tabla de quesos y prosciutto, una fondue de alcachofas y hongos silvestres o una tabla Mediterránea con hummus, babaganoush y Tabouleh. Para terminar, prueba uno de nuestros platillos exclusivos de la cena, Hamburguesa de Portobello y Queso Azul en pan brioche con semillas servido con ensalada de kale orgánico o chips de vegetales, Atún Sellado con Chía Orgánica y Pesto de Cilantro acompañado con tartar de vegetales o nuestro Tartiflette,  mezcla de quesos con papa Cambray a la mantequilla y vino blanco, tocino y prosciutto.

Es hora de relajarse, de reír, y  compartir los mejores momentos del día.