El arte de tomarse su tiempo

Puedes contar los ingredientes de nuestro pan con los dedos de una mano: harina, levadura natural, agua, sal y tiempo. Utilizamos sólo harina molida con nuestras precisas especificaciones —esto es lo que aporta a nuestro pan una corteza terrosa, crujiente y de gran riqueza. Mientras las panaderías comerciales utilizan levadura para que el pan crezca, nosotros utilizamos una levadura natural de masa fermentada para elevar nuestros panes. Este es el secreto del aroma e interior escarpado de nuestro pan. El tiempo siempre está de nuestro lado. Elaboramos el pan despacio y con cariño, permitiendo que la masa madre haga su trabajo, con nuestros panaderos guiando el camino.

Nuestro proceso de horneado, levain (masa madre)

La masa madre (levain) es una levadura natural que madura lentamente para obtener un sabor agrio, penetrante, un conjunto de aroma y textura que añade nutrientes a nuestras hogazas artesanales.

Mantener esta levadura natural requiere paciencia y habilidad; es necesario un cuidado diario para adquirir y conservar su sabor único. De hecho, la levadura que utilizamos en nuestros panaderos tiene por los menos 50 años. Es un proceso complejo pero merecido ya que garantiza el sabor matizado del pasado a nuestras hogazas tradicionales de hoy en día.

Dejamos que nuestra masa madre (levain) se encargue de la dura acción de crecer. Los impulsores de levadura natural se benefician de la larga fermentación, durante la cual los músculos de nuestro pan, llamados gluten, se reblandecen en aminoácidos que son más fácilmente digeribles por el cuerpo. Aparte de permitir el desarrollo del sabor único del pan, el proceso de fermentación también ayuda a descomponer los azúcares y almidones, obteniendo como resultado hogazas rústicas con un mayor contenido de minerales y vitaminas y un bajo contenido en carbohidratos.

El pan de Le Pain Quotidien no es solo facil de digerir, sino que además es una alternativa nutricional mejor que el pan convencional. Esta es la diferencia de LPQ.

Conoce nuestra familia

Todo nuestro pan se prepara con harina de trigo molida en piedra, agua y sal. Es en esencia lo mismo. Sin embargo, una vez que utilizamos el trigo integral, añadimos granos y semillas o los complementamos con otras harinas cuidadosamente molidas.

Pan de Trigo

Elaborado con harina de trigo integral mediante el proceso de fermento natural. Es el pan con el que tradicionalmente elaboramos nuestras tartines.

Baguettes

Clásico pan francés, crujiente y de miga aireada.

Pan de Nuez

Elaborado con harina integral y nueces, aportando, desde el amasado inicial, un color más oscuro en el interior del pan. Ideal para el desayuno y el afternoon tea.

Pan de Centeno

Elaborado con harina integral de trigo (30%) y harina de centeno (70%), sal marina, agua y masa madre. Por su sabor intenso marida con productos ahumados o quesos.

Pan Multicereal

Un pan ideal para el desayuno. Elaborado con harina de trigo, sal, agua, semillas de lino, calabaza, sésamo, girasol, avena y pasas, que le añaden un toque dulce.

Flauta de Avellanas y Pasas

Elaboradas con harina de trigo integral, sal marina, agua y masa madre, incorporando avellanas y pasas.